22/3/2021

Emprender o no emprender a los 45 años, eh aquí la cuestión.

“No hay elección sin perdida”

Emprender o no emprender a los 45 años, eh aquí la cuestión.

Comparto una reflexión en este blog para ayudar a personas de 45 años que están pensando en emprender o que ya lo han hecho y su proyecto no termina de arrancar,..   con una frase todavía escrita en la pizarra por un cliente, una vez concluida nuestra sesión estratégica para dar vida o no a su proyecto emprendedor.

En esta Sesión estratégica, en la que el cliente presentaba serias dudas y grandes temores sobre la idea de poner en marcha los mecanismos e inversiones para emprender un negocio on line, … tiene ahora perfectamente definido su objetivo, tarea no sencilla en la hemos invertido dos sesiones, muy relevantes, trabajadas y aclaratorias para el cliente que desembocaron por fin en un objetivo distinto completamente a lo que esta persona de 46 años pensaba tenía que poner el foco en estos momentos. (Algo que ocurre en más ocasiones de las que imagináis.)

Inspirando nuestra técnica en Metodologías y autores de renombre en el arte de destacar los pilares de un emprendedor, terminamos separando “la paja del grano”, y el cliente cayó en la cuenta de nuevos factores que no valoró en su justa medida desde un principio, y que le hubieran llevado a errar, perder cantidad ingente de dinero y a invertir meses ...en darse cuenta de aquel descubrimiento. Su cara lo dijo todo al tomar conciencia real de la situación... realizando algunos ejercicios de escritura e introspección aprovechando la inercia de este .. “Aha!!”

Y así, .. Generando opciones para la consecución de aquella nueva y distinta meta fijada en el tiempo, surge la idea principal para este Post que espero de forma sincera pueda ser de utilidad también para tí.. si es que estas inmerso en algún proceso de toma de decisiones importante.

Avanzada la fase 1 de la herramienta en la que debemos escoger, con qué equipar nuestra “mochila” y que tenemos que dejar fuera si queremos avanzar en la idea de emprender un proyecto … El cliente de 46 años Escogió no sin esfuerzo de pensamiento… lo que realmente considera necesario para avanzar. Aún así, el quiere conocer los pormenores de aquellas opciones y alternativas que no escogió como buenas y que no le “suman” en pro de su objetivo,
él eligió acorde a sus valores y entre un montón de alternativas posibles, sólo algunas pocas de ellas con su particular criterio, descartando entonces el resto de opciones.

Cuando uno hace una elección, debe reflexionar sobre lo que va a hacer, debe elegir de forma coherente con sus valores y actuar en consecuencia; A partir de aquí uno debe dejar de lado las otras alternativas.

Y esto por qué?

Porque si no lo haces así quedas atado a ellas. Una persona que escoge un camino y se queda pensando en lo que perdió al dejar de lado los otros, nunca irá a ninguna parte, no podrá avanzar. Para continuar al siguiente nivel hay que saber desprenderse. Así que de aquí la frase de cabeza de este post ...No hay elección sin pérdida.

Y vosotros, ¿Cómo os comportáis cuándo hacéis una elección de entre varias ? ¿Es complicado asumir las posibles pérdidas o consecuencias de lo que no os conviene aunque tengáis gran afecto hacia ello?


Comentarios

Deja un comentario