1/3/2021

¿Ves demasiados obstáculos para dar vida a tu idea de negocio a los 45 años o más?

¿Cuál de estos obstáculos crees que es el de mayor envergadura?. Descúbrelo en este post

¿Ves demasiados obstáculos para dar vida a tu idea de negocio a los 45 años o más?

Permite que irrumpa en tu reflexión por unos minutos.. te propongo que te dirijas al espejo  más cercano y te mires detenidamente por unos segundos ..:

Ahí está tu mayor obstáculo para poner en marcha tu proyecto, enfrente tuy@.. ahora pregúntale  ¿En qué soy verdaderamente buen@? ¿Qué problema hay en la sociedad que afecte a muchas personas  y que yo sea capaz de dar solución / ayudar a miles de personas con esta maestría?

Así que ya lo sabes,  el principal obstáculo no es la financiación, no es la complicada captación de clientes, no son las habilidades para emprender que hoy te quedan por perfilar .. todo esto se construye con una gran actitud y con un cambio radical de mentalidad .. el obstáculo primero eres tu mism@.

Claro que hay otras cuestiones que salvar para transformar una idea en un proyecto real tienen diferente forma según el día y la situación, podían ser miedo (y si no me sale bien), pensamientos limitantes  (y si no soy capaz), postergar lo importante (esto mejor lo hago mañana), preocupación (que pasaría si…), pero al final el denominador común es que todos comparten origen, tú.

Sin embargo la buena noticia, es que, igual que tenemos la capacidad de crearnos esos obstáculos, tenemos todos los súper-poderes también para derribarlos, y la gran pregunta es ‘¿cómo?. Aquí van cuatro cómos que te ayudarán a derribar barreras y saltar obstáculos tanto si lo tuyo es emprender con objetivos profesionales como personales (al fin y al cabo emprender es una cuestión de actitud), aunque no basta con querer, hay que  ponerlos en marcha, “no es lo mismo conocer el camino, que recorrerlo”. Veamos estos cómos:

  1. Revisa tu ‘Para Qué en esta etapa de tu vida’: ¿Cuál es tu meta real? ¿El objetivo por el que quieres emprender? ¿Qué es realmente lo que quieres resolver con tu producto o servicio? ¿Para qué creaste o diseñaste este proyecto? En ocasiones, la inercia y distracciones del día a día puede que te pesen y te hagan olvidar tu ‘Para Qué’. Cuando esto sucede, nuestra misión pierde importancia, nuestro compromiso se disipa y caemos en la espiral de la preocupación, miedos, creencias, que nos separan de nuestra meta. Coge papel y boli y recuerda tu propósito, eso te ayudará a recuperar la motivación  y el compromiso necesario para seguir adelante con ganas y determinación.

  2. Nuevas coordenadas GPS para tu foco: Puede suceder que estés enfocándote al lugar, meta u objetivo equivocado. Insisto bastante en mis sesiones con el foco, sin embargo me encuentro con que la mayoría de las veces este es el campeón de los obstáculos. Quizás es que para llegar a tu meta estás guiándote con el mapa de las carreteras secundarias…Si quieres ir a Cádiz y para ello utilizas el mapa que te lleva a Coruña, es probable que des mucha más vueltas de las que  hacen falta para llegar a tu destino y por el camino te encuentres más obstáculos de los necesarios. Utiliza tu para qué para revisar las acciones que te marca tu hoja de ruta, ¿te acercan o alejan de tu meta? Recuerda que todo lo que no te acerca te aleja y todo lo que no suma, resta.

  3. Tu pasado, sea cual fuera, no te determina: Tu pasado no determina tu persona, ni tu presente ni tu futuro. Da igual las experiencias que tuviste, las barreras con las que te encontraste…Hoy eres quien eres y puedes elegir cómo serás y será tu vida desde hoy. Recuerda que solo puedes actuar en el presente, procura elegir las acciones y los pensamientos útiles para construir el futuro que deseas.

  4. Sé valiente, atrévete a ser fiel a ti mismo. Es ahora o sino .. lo tuyo para cuándo?: Sí, ya sé que esto parece obvio, aunque no por simple es siempre sencillo de llevar a cabo. De hecho es de las cosas que más cuestan…Podemos tener la mochila del conocimiento llena, 2 Máster, 2 carreras, 2 post-grados y leer cuatro libros a la semana…¿yyyyy? Nada de esto sirve hasta que no lo usas. Nada sucede hasta que no se toma la decisión y cuando se toma, solo hay aprendizajes y experiencia. Avanza hacia lo que te propones.

Con estos cuatro cómos podrás derribar muros, barreras y obstáculos en tu trayecto, aunque te haré una última sugerencia, si en algún momento ves que esto cuesta hacerlo sol@, ¡pide ayuda aquí! (mentoring, Training.. especialmente diseñado para ti Emprendedor@ de 45 años o más),  hemos desarrollado un Método en Exitos1000 para hacer el trabajo por ti y podemos ayudarte para que no pierdas más tiempo y energía de la necesaria, son recursos que necesitas para llegar a la meta con éxito. ¿Te unes a nuestro Equipo ahora?


Comentarios

Deja un comentario